Por cuanto nos sale una averia en el coche

Todos sabemos que las averías de los coches suelen dar más de un dolor de cabeza, todos somos conscientes de que una vez que entremos en el taller de reparación de vehículos se nos van a escapar del bolsillo alrededor de cien euros y la verdad no todos estamos dispuestos a pagar esa cantidad por que el coche funcione. En esos momentos en los que el coche empieza a dar a problemas es cuando pensamos en que lo mejor para nuestro bolsillo es vender el coche pero la verdad es que el pobre vehículo ya no está como para ser adquirido por nadie que tenga la intención de sacarle provecho como medio de transporte.

En estos casos lo mejor es buscar a esa persona que una vez dijo compro coches para desguaceo buscar ese anuncio que vimos hace unos días en el que rezaba lo mismo. Así es como debemos de actuar cuando sabemos que el coche ya no tiene más fuerza, cuando sabemos que está en las últimas, cuando somos conscientes de que lo que nos va a generar el coche en cuestión no son nada más que gastos.

Las personas que se dedican a comprar los coches para el desguace son las que se encargan de todo, es decir, te compran el coche y te lo retiran con una grúa si es necesario, también se hacen cargo de dar de baja el coche en la dirección general de tráfico y so los responsables de hacer que el coche tenga un buen fin, un final digno. Estas personas se encargan de destruir el coche y de no dejar de él nada más que las piezas que van a poder ser recicladas, las piezas que todavía pueden hacer una buena función en otro coche y que pueden ser reutilizadas.

Sabemos de sobra que el medio ambiente está sufriendo las consecuencias de nuestros actos, de nuestra mala cabeza, por esto, todos estos lugares en los que se compran coches de segunda mano para ser reciclados, cumplen con las normativas vigentes para el buen reciclaje y la buena destrucción de las piezas y complementos restantes, de esta manera colaboramos con el medio ambiente y conseguimos dos cosas, unos buenos euros en el bolsillo y que la naturaleza no acabe contaminada de más con las piezas o residuos de nuestro coche.