Mitos sobre los lubricantes de motor

Para cuidar el motor de tu vehículo lo mejor es vigilar el nivel de aceite, y así mantener una buena lubricación en tu coche. Si necesitas un motor audi a1 de segunda mano, los mejores los podrás encontrar en Motores DYG, con los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, existen muchos mitos que han surgido respecto a los lubricantes del motor del coche, por lo que hoy hablaremos de ellos. Así que, si quieres conocer más al respecto, te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

¿Qué mitos se tienen respecto al lubricante?

Existen muchos mitos que son erróneos al hablar de los lubricantes y la lubricación del motor. Dentro de los más comunes que nos encontramos están:

Rellenar el aceite

Llevar poco aceite en el coche es de lo peor, porque produce un mayor desgaste por la fricción que se produce en el motor. Debes estar midiendo el nivel de aceite de una forma periódica, y en caso de ser necesario rellenar el faltante. Pero un mito bastante común es que mientras más aceite mejor, lo que puede causar más daños al motor de lo que crees.

Aceite negro

Son muchas las personas que cuando ven el aceite negro al hacer el recambio creen que algo está fallando en el coche. Pero esto en realidad significa que está cumpliendo con su objetivo, puesto que está limpiando las piezas internas del motor

No importa el tipo de aceite

Es importante considerar que no todos los lubricantes son iguales, y existen diferentes tipos de lubricantes para el motor. Siempre es importante escoger un aceite que se adapte a tu coche, porque así podrás asegurarte de tener el máximo rendimiento posible.

Añadir aditivos mejora el trabajo del aceite

Esto no es del todo verdad, en especial porque no existen productos milagrosos que te permitan reducir el consumo y alargar la vida de los lubricantes usados. Lo que sí puede suceder es que estos aditivos alteren las propiedades del lubricante y que lleguen a producir problemas graves en tu motor.

Cambio del aceite

Muchas personas creen que si el coche se usa poco no será necesario cambiar el aceite muy seguido. Sin embargo, se debe tener en cuenta el kilometraje, porque de esta forma se podrá determinar cuándo es el mejor momento para hacer el cambio. Si no se realiza en los momentos adecuados, se podrían tener unas temperaturas de funcionamiento que no son óptimas.