Lo que debes saber sobre las sobrecargas musculares

Las sobrecargas musculares son contracciones involuntarias y continuas de las fibras musculares que se dan por la práctica excesiva de algún deporte. Para su tratamiento puedes necesitar fisioterapia y te recomiendo visitar http://www.valdepenasfisiosalud.com/ porque allí encontrarás a los mejores profesionales.

Este tipo de lesiones son bastante comunes en deportistas, aunque cualquier persona puede sufrirla si ejecuta mal algún ejercicio. Por esto, merece la pena conocer más sobre las sobrecargas musculares, para que estés atento y puedas realizar un correcto cuidado en caso de ser necesario.

¿Qué síntomas tienen?

Los síntomas de esta lesión suelen ser dolor y pesadez en los músculos afectados. También pueden causar molestias en las articulaciones afectadas y pérdida de la movilidad debido a las contracciones en los músculos.

Es una lesión que es más común en las extremidades superiores, el cuello y los hombros. Por esto, cuando aparezcan los síntomas lo mejor es acudir a un profesional para que te proporcione el tratamiento adecuado para la lesión.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de las sobrecargas musculares está enfocado a apaciguar el dolor que se ocasionará por esta lesión. Se recomienda la aplicación de calor local en la zona afectada y un masaje constante de la misma para que los músculos se puedan relajar y dejar de contraerse de forma involuntaria.

Es aconsejable acudir a un fisioterapeuta para que este profesional pueda recomendar el mejor procedimiento a seguir dependiendo del músculo concreto que se vea afectado.

¿Se puede prevenir una sobrecarga muscular?

Claro que sí, la prevención de las sobrecargas musculares es bastante sencilla, y solo tendrás que fijarte en las siguientes recomendaciones:

  • Los estiramientos tanto antes como después del entrenamiento son vitales para disminuir el cansancio muscular
  • Nunca excedas tus capacidades, adecua el entrenamiento a tu nivel físico pidiendo el consejo de un entrenador cualificado
  • Incluye descansos en las partes más importantes del entrenamiento
  • Mantén una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio, para que tu cuerpo pueda recibir los nutrientes que necesita
  • Usa material en correcto estado y asegúrate de hacer la ejecución correcta de cada uno de los ejercicios
  • Acude de forma regular a un fisioterapeuta para un masaje de descarga muscular, en especial si eres propenso a sufrir este tipo de lesiones

En ocasiones dependiendo de la gravedad de la lesión puede ser necesario el uso de medicamentos antiinflamatorios. Pero, será un profesional de la salud el que te indicará el camino a seguir para una rápida recuperación.