Detectores con los que volver a confiar

Hay mucha gente que piensa que desde que cambiaron la moneda nos engañaron como a niños chicos, dicen y creo que en eso estaremos todos de acuerdo que con la peseta se vivía de otra manera, que las cosas no costaban tanto como ahora y que la cesta de la compra se notaba mucho.

Dicen que con mil pesetas podías ir tranquilamente a comprar y si te descuidabas te sobraba dinero, yo en mi caso debo decir que si salíamos un sábado mil de esas pesetas te cundían un montón incluso igual hasta te sobraba para el domingo. La verdad que si nos paramos a pensar si parece que nos la metieron hasta dentro ya que ahora con los euros no es que nos da la sensación de gastar mucho más es que es la realidad de lo que vivimos cada día, encima con los políticos corruptos, los recortes y lo poco con lo que nos dejan subsistir nos damos cuenta que da igual el día en el que cobres al final siempre te quedas sin dinero y no llegas a fin de mes.

hipermaterial foto 2

Y claro siempre hay algunos listillos que intentan sacar tajada de todo y en este caso el cambio de moneda no les impidió falsificar el euro e intentar que se mezclaran con el resto de billetes. Al principio todavía recuerdo a mucha gente que se quejaba de que le habían colado este tipo de billetes y claro nada podías hacer porque encima te decían que no se hacían responsables ya que ese billete no valía para nada, como no estuvieras hábil te quedabas sin dinero y como te pasara en una tienda sin el producto que te ibas a llevar. No me extraña que muchas personas quisieran hacerse con un detector de billetes falsos se dieron cuenta que era la única manera de poder saber si los estaban engañando o no, en muchas ocasiones esos billetes eran tan reales que apenas al tacto eran difíciles de identificar, menos mal que gracias a las máquinas no había uno que se les pasara. Hoy en día por suerte todas las personas que lo deseen pueden tener en casa un aparato de estos incluso llevarlo donde quieran y pasar el billete en el mismo momento, de esa manera se quedan con la tranquilidad de que su dinero vale igual que el de todo el mundo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *