Ríe a Carcajadas Mientras Cuidas de tu Salud

Reírnos siempre nos pone de buen humor, es inevitable no sonreír cuando otra persona está riendo a carcajadas, y es que la risa es contagiosa y nos aporta muchos beneficios tanto a nivel psicológico como físico.

De hecho ya algunos psicólogos han incluido una nueva terapia de apoyo denominada filmoterapia, en la cual de acuerdo a la patología presentada por el paciente, se busca apoyo en diferentes películas para tratarlo.

Por su parte las comedias, en cualquiera de sus tipos, clásicas, románticas, fáciles o actuales, tienen un gran aporte a la salud, se reduce el estrés, se relajan los músculos, lo que conlleva a una reducción de las tensiones y se minimiza el dolor.

Existen muchas películas de comedia, grandes títulos que logran sacar carcajadas de la audiencia, en los últimos años los mexicanos se han destacado por llevar a la gran pantalla grandes comedias, que han tenido éxito y una gran aceptación entre la audiencia.

Una buena comedia es la de, [email protected] caen, nos trae la historia de un don juan, el cual es un experto en seducir mujeres, y tiene una técnica infalible para lograr que cualquier mujer termine rendida a sus pies.

La Risa y Nuestra Salud Física

La risa tiene un efecto muy positivo en nuestro estado de ánimo, pero además de eso desencadena otra serie de beneficios para la salud física; se reduce la presión arterial, cuando reímos a carcajadas de momento aumenta la presión arterial, pero luego la presión disminuye a niveles debajo de lo normal.

Se segregan endorfinas que hacen que todo el cuerpo se relaje completamente, con la risa se reducen de manera significativa las hormonas del estrés, aumenta la atención, pulso y frecuencia cardiaca.

Se protege al corazón de posibles ataques cardiacos, las emociones angustiosas están relacionadas con los ataques cardiacos, es por ello que la risa al disminuir estas emociones, puede prevenir ataques al corazón.

Al reír nuestros órganos hacen una buena gimnasia, una increíble sesión de ejercicios para nuestro diafragma, músculos abdominales, cara, piernas, espalda, vías respiratorias, incluso el funcionamiento intestinal.

Pero además de servir de gimnasia para los órganos, estudios han revelado que la risa puede hacernos quemar varias calorías, el equivalente a unos minutos en la bicicleta.

Se mejor la función cerebral, se estimulan ambos hemisferios del cerebro y aumenta la cantidad de la hormona serotonina, aliviando las tensiones musculares y el estrés psicológico.