¡Los 47 Ganadores de la primitiva!

Hace 8 años, en el mundo de la suerte y los juegos de azar, lo inimaginable sucedió, un total de 47 personas, si, cuarenta y siete personas han logrado atinar los 6 números de la combinación ganadora de la gran y reconocida lotería la Primitiva en España.

Era el 23 de octubre del año 2010, cuando se anuncia el hecho; un alto número de ganadores para una sola apuesta, lo que representaría una alegría inmensurable para cualquier jugador, ya que ganar una combinación tan perfecta es ganar millones de euros (entre 2 o 3 millones) en un solo día o por lo menos debió serlo, si solo hubiese dos o tres acertantes, que es lo habitual en una apuesta.

Sin embargo, para desdicha de los ganadores, el premio para cada uno apenas superaba los 60.000 euros. ¿Cómo es esto posible?¿Casualidad? ¿Mala suerte?. ¿Una estafa?

Para comprender el panorama, hay que tener en cuenta que se jugaron unos 17 millones de apuestas, esto representa una probabilidad de acertar los seis dígitos de 1 entre 14 millones, lo que debería tener como resultado uno o dos acertantes, pero ¿47 en una sola apuesta? ¿Cual fue el motivo?

La respuesta, está en la “combinación ganadora”                                 (7-8-10-20-30-40).  Una combinación de números redondos, y este tipo de combinaciones de “números redondos”, son las que más ganadores tienen en las apuestas.

Está claro, que los jugadores no eligen los dígitos siempre al azar sino que, eligen números redondos que sean fáciles de recordar, ya sean fechas especiales o hacen dibujos de líneas  sobre el recuadro de las apuestas; casi como cuando ideamos alguna combinación para algún tipo de clave secreta, utilizamos dígitos fáciles de mentalizar.

Esta fue la razón por la que muchas personas acertaron la apuesta una combinación más sencilla de acertar. Por ejemplo en Estados Unidos una señora acertó la lotería utilizando los dígitos 1-2-3-4-5-6, pero no solo ganó ella, sino que tuvo que repartir el premio entre otras cientos de personas que igual acertaron.

El mismo caso sucedió en Nueva Zelanda donde un premio tuvo que ser repartido entre 2100 acertantes, lo que evidentemente disminuye nuestra capacidad de “ser ricos” en segundos.

Así que no sólo es cuestión de suerte sino de una buena combinación. Sigue intentando, como imagino que muchos de los que ganaron ese 23 de octubre lo hicieron. Aunque no ganaron lo esperado, la alegría de más de 60.000 euros, por una apuesta de 1 euro, es satisfactoria.