AVANCES ACTUALES DE LA FOTOGRAFÍA

El acto de fotografiar es tan sencillo como complicado. Una distopía que se entiende cuando el fotógrafo amateur comprende que si bien con un simple ‘click’ la fotografía ya está tomada, el resultado final puede no ser el esperado. Técnicas como la ley reprocidad hacen que tomar clases sea una actividad necesaria para conseguir las mejores fotografías.

ley reciprocidad fotografia

Actualmente, los fotógrafos tienen un gran detalle a su favor en lo que al resultado final se refiere: vivimos en la época digital. Según se toma la fotografía, el fotógrafo puede visionarla a través del visor trasero y comprobar si esa fotografía es buena o debe de seguir trabajando en ella. Además, las memorias actuales abarcan un mayor número de instantáneas que antes. Es más, gracias a programas de tratamiento de imágenes, esa misma fotografía también puede ser retocada en el laboratorio, ordenador portátil o similar, horas y meses después de realizarla. ¡Todo son ventajas!

¿CÓMO HACER UNA FOTOGRAFÍA PERFECTA?

La fotografía casi es una ciencia pero necesitas tomar clases para convertirte en un todo un profesional. Sin embargo, sí que es importante que desde el principio conozcas ciertos aspectos que pueden ayudarte a la hora de realizar una buena toma de tus fotografías.

Para empezar, la regla conocida como de los tercios. Con ella divides la futura fotografía en nueve partes iguales y colocar al protagonista de la misma en algún punto intermedio de las mismas para darle un enfoque brutal gracias a que así consigues hacer visibles los puntos fuertes de la fotografía. Otra de las leyes importantes es la ley del Horizonte, muy utilizada en las fotografías de paisajes. Tanto si la imagen es vertical como horizontal, divídela en tres partes para comprobar la profundidad de la misma y la colocación del horizonte en la instantánea.

Quizás aún no te suene, pero el RAW te salvará muchísimas fotografías. Se trata de un formato que consigue preservar todos los componentes de la fotografía como son la luz, los colores, la saturación o las sombras. Después de llevar a cabo un procedimiento posterior a la toma de la fotografía, puedes modificar estos indicadores a tu gusto, teniendo muchísimo margen para las variaciones necesarias. También, debes de conocer todos los elementos de que dispone tu cámara fotográfica, como ocurre, por ejemplo, con el flash interior. Se trata de una iluminación especialmente indicada para los retratos individuales y de grupo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *