CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO PENAL

El derecho penal es una rama del derecho público interno. Podemos considerarlo como una disciplina científica ya que es un conjunto sistemático de principios. Hace referencia a delitos, penas y medidas de seguridad.

El derecho penal puede llegar a ser considerado una de las ramas con mayor importancia dentro del estudio del derecho en general, puesto a que este es el que se encarga en mayor parte a regular conductas y a establecer determinados límites dentro de una sociedad.

Si te encuentras en aprietos, en los cuales necesitas urgentemente un abogado que se especialice en cualquier área del derecho, te recomendamos al bufete de abogados de Mónica Fausto, ellos te brindaran una excelente asesoría para poder realizar distintos tramites de manera legal.

El derecho penal cuenta con diversas características, tales como

  1. Es público: La sanción no se impone dependiendo del interés de la persona perjudicada, sino que el Estado le impone una sanción, esto responde al interés de la colectividad. Podemos decir que el derecho penal es un medio de control que es monopolizado por el Estado. Esta rama del derecho no se ocupa de la relación entre individuos sino de la relación que existe entre el Estado soberano y sus individuos.
  2. Punitivo: Los bienes jurídicos son creados por otros ordenamientos jurídicos distintos del derecho penal, pero este último es aquel que se encarga de proteger esos ordenamientos jurídicos a través de la imposición de penas y sanciones.
  3. Discontinuo: El derecho penal se considera valorativo, porque al seleccionar las conductas más dañinas y peligrosas, le da una importancia a su carácter más dañino.

Este derecho no prevé la intervención estatal en todas las situaciones que se le presenten, sino que especifica cuáles son aquellas conductas que son penadas.

  1. Regulador de conductas: Como habíamos dicho anteriormente, esta rama del derecho, más que cualquier otra es la reguladora de conductas por excelencia. Este derecho se ocupa de aquellas personas que se han visto por encima de las leyes que han sido establecidas y que han excedido su pensamiento. El derecho penal se encarga de castigar actos y hechos consumados. Es importante resaltar en este punto, que una persona debe ser sancionada cuando realiza una acción que debe ser penada, y que nunca puede ser juzgada o penada por las ideas que esta pueda llegar a tener.
  2. Cultural: La concepción o concepto de lo que es un delito es completamente distinta para cada cultura, por lo tanto, las acciones que pueden ser penadas en algún país en concreto no necesariamente son penadas en otro país.